Espacio Físico.

fb_20161025_04_53_06_saved_pictureSi partimos de una fría definición de Espacio Físico no es más que el lugar donde se encuentran los objetos y en el que los eventos ocurren. En el género narrativo nos encontramos con no solo un espacio físico sino también con un espacio Psicológico, que refiere a todo aquello que no sea material, a bien decir la atmósfera o clima emocional donde se desarrollan los hechos.

Pero, ¿Qué significa Mi o Tú espacio Físico? Es mucho más que un caprichoso juego de palabras. En la vida real el espacio físico se confunde concienzudamente con el espacio emocional.

Es el  lugar donde se citan tus días. Es tu olor. Es el lugar donde te refugias reconstruyendo el alma bombardeada. Donde en amaneceres renace tu vida. Donde el ocaso transpone el horizonte de tus sueños.

Es tu lugar donde tus libros desalientan tu ignorancia. Donde tu música te sintoniza en armonías. Donde tu aura se desnuda sin resquemor. Donde tu alma reposa abrigada en la finitud de tu cuerpo.

Es tu lugar donde descansan tus ayeres, donde te sientas en el hoy y donde siembras mañanas. Donde la soñaste y te tocaste en sensaciones de interminables adolescentes amaneceres.

Es tu lugar en donde tu plexo solar estalla en maravillosos orgasmos en las profundidades de tus emociones tocándolas con pasión y devoción. Principio humano sensitivamente espiritual.

Ese lugar donde nos acobijamos en la felicidad, esos ínfimos momentos que la vida nos regala y rechazamos por estar ocupados en la inútil búsqueda de la felicidad absoluta…

Mientras transitamos contradictoriamente en una existencia finita y absolutamente relativa…donde la paz, aunque en destellos se encuentran con tus prosas.

Ese tu lugar donde los recuerdos evocan viejas alegrías. Recuerdos que copulan tristezas en presente, contraste emblemático que se clava en el pecho como daga caliente. Eco de pesares, pesares de pasares, pasares de pesares.

Ese tu lugar donde te pesa la noche en pesadillas de fatigadas pupilas. Donde tus ojos encendidos en sangre parecen desvelados. Sangre de tu sangre pócimas urgidas vestidas en retazos de amor recibido.

Donde la tristeza… ese contacto íntimo y cruel con la realidad que te sacude en escozores… donde las cuencas de tus ojos segregan sales en tristezas. ¿Adónde ha quedado aquel de entonces?.

Ese tu lugar en donde enamorarte donde convertirte en un ser inconscientemente irracional, rompiendo conscientemente el orden racional de tu existencia.

Ese tu lugar donde cada soplo en el tiempo, inevitablemente se convierte en ayeres pintados de potenciales mañanas… ¡Dádiva súbita de nuestra existencia, obscenamente insertos en un sistema que nos corroe!

Es tu lugar donde no quieres testigos en tus momentos de altruismo… saturaron con su presencia en pasos mal dados de nuestras vidas. Los atormenta la finitud.

Ese tu lugar donde muchos estadios del sentir te sucumben las entrañas perturban con actitud de acecho…Crujen cervicales en dolorosos silencios. Suerte de orgullo herido en sensibles pedidos de existencia.

Ese tu lugar en el que con los ojos bien abiertos como mirando tu propia muerte ves la vida pasar intentando encontrar el silencio dentro del sonido.

 

Jorge Adrián Hernández – 25 de Octubre 2016.

Fotografía: Adriana Minuet.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.