Nada es definitivo… Salvo…salvo las letras.

El día pierde su batalla a diario con la noche, y esta a su vez es derrotada en cada alborada. El amor, en esencia cuanto menos se diluyen en tristes recuerdos, sino en suerte te deja heridas terminales. La corriente del río jamás retrocede, navega y navega hasta hacerse mar. Las olas llegan intensas y…

Cobardías en pretextos

Esa angustia, muy de estos tiempos de no estar al otro lado donde sí. Estando donde no, prostitutos en busca de recursos para necesidades no necesarias. Mercados impúdicos repletos de relojes en tiempos sin tiempos. El infundio como modas forzadas en caminos fácilmente impuestos, zonas de confort nocivas, falaces. Nómades a la caza de subjetividades…